Trucos para conseguir las fotos perfectas para tu perfil de Instagram (selfies incluidos)

El selfie perfecto

es como el santo grial. Todo el mundo ha oído hablar de él, pero ¿cómo conseguirlo? Y lo mismo pasa con las fotografías que vemos de las influencers de Instagram. ¿Cómo lo hacen para salir siempre perfectas? La fotografía tiene algo de arte, mucho de práctica y un montón de trucos detrás que te desvelamos para que tu perfil de Instagram tenga las fotos perfectas.

Lo primero de todo es que para que puedas salir bien en las fotos, debes conocerte. Saber cuál es tu perfil más fotogénico, qué gestos son los más naturales o cuales son tus posturas más favorecedoras. Que Kim Kardashian salga posando de esta guisa no quiere decir que sea la postura apropiada para ti.

Dedica tiempo a conocer tu cuerpo y tu cara para sacarle el mayor partido posible. Y practica. Practica muchísimo. Haz fotos aunque luego tengas que borrarlas. Es prácticamente imposible que con una toma tengas la foto perfecta.

Antes de hacer la foto

Conoce tu smartphone

Lo primero y más importante es conocer tu teléfono móvil. ¿Tienes la función HDR activada? ¿Puedes fijar la luz? ¿Tiene filtros previos al disparo fotográfico? ¿Graba en 4K? Es importante que te tomes tiempo en investigar qué puede hacer la cámara (o cámaras) de tu smartphone para ahorrar luego ediciones tediosas y cargadas de filtros. Cuanto más conozcas tu cámara, mejores fotos sacarás.

Ayúdate con apps

Muchos modelos nuevos tienen integrados un maravilloso software para hacer las fotos, pero si no es tu casa y no tienes uno de los últimos modelos en telefonía inteligente no te preocupes. No hace falta que te compres uno a la voz de ya, puedes solventarlo con una aplicación para fotografiar.

VSCO Cam, por ejemplo, es una buena app para tomar fotografías y editarlas después. Si lo que te va es el tema retro y las fotos con aire vintage, tienes muchas opciones (te las contamos aquí), y si quieres una un poco más profesional, Afterlight es una gran opción que te permite ajustar el diafragma y el ISO de forma manual, por ejemplo.

¡Importante! Objetivo limpio

El smartphone es prácticamente una prolongación de tu mano, así que no es extraño que no siempre la cámara esté todo lo limpia que debería. Tal vez te parezca una tontería, pero un dedo en una cámara no siempre se ve, pero siempre afecta a la foto.

Cambia tu punto de vista

Es normal que la gran mayoría de las fotos las hagas a la altura de tu vista, pero ¿qué pasa si cambias el enfoque? Fotos picadas desde arriba, planos largos desde el suelo, contrapicados, detalles inapreciables en un primer vistazo planos cenitales (desde arriba) o nadires (desde abajo). La foto también es creatividad. Ir de turismo y hacer la misma foto que los otros 100.000 turistas no mola. Marca la diferencia. Prueba encuadres nuevos y el resultado te sorprenderá.

El encuadre y la composición

La simetría es buena en según qué fotos. No todas las fotos quedan bien con el elemento a fotografiar en el centro. Para cambiar la composición lo mejor es que tengas activada la cuadrícula en la cámara del móvil para que te oriente. Busca que tus fotos respiren y tengan espacio que aporte importancia al elemento principal, ya sea una persona o un objeto. Utiliza la regla de los tres tercios.

Si encuadras en el centro puedes utilizar la simetría para conseguir una estética más limpia y elegante.

La luz, tu gran aliada

En la medida de lo posible, evita el flash. La luz natural siempre es la mejor opción. Juega con ella, descúbrela. Muchas fotos pueden cambiar con la luz adecuada. Si eres la persona con la cámara en la mano, muévete hasta dar con ese efecto que solo la luz natural consigue.

Cuidado cuando hagas fotos frente a la luz del sol. Algunos contrastes pueden ser bonitos, pero otros reflejos pueden estropear la foto.

Juega con la profundidad

Gracias al efecto Bokeh de los nuevos smartphones del mercado, es más sencillo jugar con las diferentes profundidades, tanto en las fotos normales como en los selfies. No tengas miedo de experimentar con objetos que estén en diferentes planos. El resultado puede ser maravilloso.

Usar los filtros con moderación

En el tema del retoque, únete al hashtag #nofilters. Si trabajas bien con la luz, el contraste y la composición muchas de las fotos serán tan pro que no necesitarás mucha edición posterior. Puedes retocar la luz, el contraste o la saturación. Y para ello, usa alguna de las apps que más usan las influencers, como estas. Investiga, juega con ellas y descubre todo lo que puedes llegar a hacer una buena edición de foto. Así las ediciones posteriores serán más rápidas. Pero cuidado, la idea es que la foto parezca lo menos retocada posible, para ganar en naturalidad. En el caso de los filtros, menos es más.

Si una foto es buena, imagina cien: usa la ráfaga

El truco de la ráfaga es muy práctico sobre todo cuando estás fotografiando a personas o alguien te fotografía a ti. Puedes ir moviéndote mientras la cámara fotografía sin descanso, cambiando de posturas o moviendo el pelo, y si hay varias fotos en las que salgas bien, te queda un carrusel digno de la mejor influencer.

Cómo conseguir el selfie perfecto

Cada persona tiene un perfil diferente pero hay varios trucos comunes a todos los mortales.

La cámara siempre ligeramente más alta que tu cara

Si elevas ligeramente la cámara, mirarás hacia arriba y evitarás esa papada que todos tenemos cuando la barbilla se pega al cuello.

Busca la luz que te favorezca

Juega con los reflejos y observa cómo incide la luz en tu cara.

El fondo también importa

Mucho cuidado con los selfies en el baño con el retrete detrás. Es tan importante tu cara en el selfie como lo que hay detrás de ti. Cuídalo.

Prueba a poner una mano en tu mentón o en tus labios

Distrae la atención de cualquier defectillo que todos tenemos.

Mirada ligeramente abajo y boca entreabierta

Con esta pose consigue un selfie más seductor. También puedes probar a girar ligeramente la cabeza con los ojos cerrados para ganar intensidad.

La palabra clave: naturalidad

Haz locuras, prueba posturas, ríete. Disfruta. Las fotos son en muchas ocasiones recuerdos, así que pásatelo bien.

El truco para las fotos desde abajo

Levanta el mentón y pega la lengua al paladar. Así podrás decir by, bye a la antiestética papada.

Utiliza un mini trípode y un mando de control remoto

Eres la persona que más paciencia tendrá cuando quieras hacer 100 selfies. Invierte en un mini trípode y podrás tomar fotografías desde diferentes ángulos evitando el terrible brazo que aparece en muchos selfies. Este de Amazon cuesta 8,99€ y tiene los brazos flexibles. Aprovecha también el temporizador de tu cámara para que te de tiempo a prepararte la foto.

Trucos para que salgas perfecta en las fotos

Hay 3 cosas que puedes hacer justo antes de que alguien te tire una foto:

No mires a la cámara hasta el momento de la foto

El truco es girar la cabeza y cuando vayan a tirarla, mirar. La foto ganará en naturalidad porque estarás más relajada.

Un truco muy de fotógrafos: relaja los labios

De esta forma, el resto de la cara parecerá relajada. ¿Cómo? Como lo hacen los actores o los cantantes. Haz vibrar los labios. Brrrrrrr. Y mejor si lo haces justo antes de la foto.

Mejillas rosadas con un gesto

Si van a hacerte un primer plano y ese día el maquillaje te lo has dejado en casa, pellizca ligeramente las mejillas para darle un poco de color a tu look. Si no funciona, prueba a sacarlo en blanco en negro con algo más de brillo para disimular que en ese momento eras la novia cadáver.

Las mejores posturas para que te hagan una foto

Gira ligeramente el cuerpo a un lado

De esta manera afinas ópticamente la figura.

Si va a ser de frente, separa las piernas

La postura gana seguridad y tú también. Puedes mantener las caderas en posición recta a inclinarte hacia un lado para marcar algo más de cintura.

De espaldas, a lo red carpet

Tira de tus hombros hacia atrás y mira a cámara. Cuidado con pasarte, no queremos que parezcas la niña de El exorcista.

Adelanta una pierna

Esto te sirve si la foto es frontal, si es de lado y hasta de espaldas. Puedes exagerar el gesto y dar hasta una zancada.

Con una mano en la cadera

La silueta se enmarca y no tendrás el problema de no saber dónde poner las manos.

Si te sientas, nada de cruzar las piernas

Tienes dos opciones: juntar las rodillas y separar ligeramente los pies o mantenerlas de lado.

Piernas cruzadas en los tobillos

La silueta se afina con esta postura, pero debes recordar que la pierna que cruza por delante debe estar relajada.

Foto | Instagram @shaymitchell

Clasificados
Videos
  • Más vistos
3:17
Kelis - Milkshake

Kelis - Milkshake

Detalles
buzz
1,636 visitas
5:43
Una Sopa en Navidad

Una Sopa en Navidad

Detalles
stuart
2,589 visitas
Noticias
  • Entretenimiento
  • Estilos de vida
  • Tecnología
  • Economía
Secciones Sociales
  • Videos
  • Fotos
  • Grupos
  • Usuarios
Ver todos los videos